Estimulación Temprana


Grupos de Trabajo en Mundo Yo Soy




Mis Papis y Yo (Bebés de 2 a 6 meses)

Las actividades principales son sensoriales y motrices y se trabajan a través de masajes, sentir texturas, afinación de los sentidos  y ejercicios específicos.

Formar vínculos afectivos seguros y preparar su cuerpo para los retos que surgen a partir del sexto mes son los principales aspectos que el niño deberá empezar a cimentar en éste periodo de su vida.




Los Angelitos 1 (Bebés de 6 a 11 meses)

El primer año de vida será de grandes avances en todas las áreas del desarrollo. En unos meses el niño pasará de una actividad refleja  a un control voluntario de movimientos.

Las actividades principales son utilizar la presión en pinza para asir objetos, el gateo y antes de cumplir el año quizá esté dando sus primeros pasos con ayuda y diciendo sus primeras palabras.  Todas las destrezas por pequeñas que parezcan estarán vinculadas unas con otras.

En el primer año aprenderá por imitación, se ampliará su capacidad de memoria y aparecerán las nociones de permanencia de objetos y de causa y efecto.

Conocerse, confiar en sus propias potencialidades, tener suficiente seguridad personal para tener la iniciativa y saber relacionarse con el mundo y creer en él, son los principales aspectos que el niño deberá empezar a cimentar en éste periodo de su vida. 


 

Los Angelitos 2 (Bebés de 1 año a 1 año 5 meses)

Entre el primer y segundo año de vida el niño empieza a caminar y por tanto a ganar en independencia para explorar el medio.

Es una etapa marcada especialmente por logros motrices gruesos y por el alcance de destrezas socioafectivas, cognitivas y de lenguaje que permitirán al niño diferenciarse aún más del resto de personas y percibirse a sí mismo como un ser autónomo. Su motricidad fina es también un área de importante desarrollo.

En fin, el niño de 1 a 2 años es un explorador insaciable que se desplaza por aquí y por allá, que alcanza destrezas que utiliza para conseguir otras, imita lo que ve y aprende por observación, pero sobre todo, que busca su autonomía, y al mismo tiempo afecto y protección de sus padres.


  

Los Exploradores (Bebés de 1 año 6 meses a 2 años)

El desarrollo del lenguaje, además de relacionarse con el pensamiento, tiene sus bases en las relaciones afectivas del niño con sus padres. Por ello, es indispensable destacar la importancia del cariño y el fortalecimiento de los vínculos afectivos que se vienen formando desde antes del nacimiento. Es por eso que en el grupo Los Exploradores daremos mucho énfasis al lenguaje.

Las adquisiciones del lenguaje también contribuirán al desarrollo de la autonomía pues será capaz de posponer su llanto para tratar de expresar verbalmente lo que desea. Su vocabulario crecerá, de una 6 palabras a los 12 meses a entre 150 a 300 al cumplir los dos años, con lo cual mejorará su capacidad de expresión verbal. Narrará de manera breve algún suceso importante del día y dirá frases cortas, aún con limitaciones de sintaxis.

Todo este desarrollo se hará a través de la actividad lúdica necesaria para experimentar y aprender a través de la acción.


 

Los Geniecitos (Niños de 2 a 3 años)

El niño de 2 a 3 años desarrollará poco a poco la capacidad de comprender explicaciones y negociar con otros niños y adultos sobre situaciones de la vida diaria, aspectos importantes para la inclusión y pertenencia a un grupo de pares. Su felicidad y manifestaciones de cariño se verán a veces interrumpidas por emociones de enojo, frustración y duda, originadas por su incapacidad de comprender el mundo y las exigencias que le impone los adultos.

Importantes cambios se evidencian a nivel del desarrollo motriz grueso (correr, saltar, balancearse, subir y bajar escaleras, girar y frenar durante sus carreras).

Si bien la extensión de sus frases se incrementará poco durante este año de vida, logrará al final del período comunicarse de manera más clara haciendo uso de una mejor pronunciación, modulación de la voz y un mayor número de reglas sintácticas. Al final de los tres años articulará frases de 6 palabras y será capaza de narrar sus experiencias de una manera más fluida y clara.


Finalmente, durante éste periodo se desarrollará aún más el sentido de independencia en cuanto a la alimentación, la vestimenta y el aseo. Su juego seguirá siendo paralelo, pero se iniciará hacia finales de año una comprensión de las reglas del juego en grupo, con lo cual el juego social estará próximo a aparecer justo a tiempo para su inicio en el jardín de infantes.



0 comentarios: