Jugar y aprender (bebés de 12 a 18 meses)

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

La vida de tu bebé es una constante aventura con muchas posibilidades para la diversión. Cada actividad, viaje, movimiento y sonido con el que experimenta está lleno de intriga y emoción.
Jugar es un instinto natural que conduce, inevitablemente, al aprendizaje y desarrollo de nuevas habilidades.

Las actividades con las que tu hijo disfruta naturalmente a los 12-18 meses complementarán las áreas de crecimiento y desarrollo que se acercan a esta edad. Para tu niño, aprender a caminar y a hablar es prioritario, junto con el desarrollo de habilidades de manipulación fina. El deseo de imitar multitud de actividades emocionantes, desde barrer y quitar el polvo hasta hablar por teléfono, evidencia que se está desarrollando su capacidad de razonamiento.

Juegos con el espejo

Los juguetes y los juegos que estimulan el movimiento, el lenguaje y el desarrollo de las habilidades motoras finas son ideales a esta edad. Las actividades que implican tantos sentidos como sea posible estimularán el desarrollo saludable de su cerebro y el inicio de la memoria.
Todos los bebés necesitan ayuda y estímulos, pero es importante que le permitas a tu hijo descubrir cosas a su propio ritmo, en lugar de forzarlo.
Los niños, al igual que los adultos, aprenden a través de la experiencia. Debe permitírsele equivocarse para poder aprender a desarrollar sus habilidades.

La elección de los Juguetes
Tu bebé no necesita juguetes complicados, cualquier objeto encierra a menudo más diversión, y es más adecuado a su edad, que los juguetes multifunción. Un sencillo objeto doméstico, como una taza o una sartén, un tarro lleno de semillas, o un trozo de tela permite un amplio margen para la exploración, los sonidos, o disfrutar con los colores y las texturas.
"¿Me traes una fruta roja? / ¿le ponemos un sombrero a tu osito? / A ver hasta dónde salpicas en la bañera?", actividades cotidianas como vestirse, cepillarse los dientes, bañarse, comprar y preparar la comida ofrecen grandes posibilidades de diversión y juegos. Haz una pregunta sencilla y directa que estimule a tu bebé a empezar a reconocer colores, formas y sonidos, pero sin que deje de ser divertido.

Juegos y rimas
A los niños les encantar reír. Los juegos de dedos y las canciones con movimiento son apreciados, y el mejor modo de cultivar lenguaje y la coordinación, sobre todo si combina con un final sorpresa. las rimas y las canciones estimulan el lenguaje, consolidan la confianza y son una excelente manera de crear vínculos con tu hijo.
Las canciones infantiles se han ido transmitiendo de generación en generación. Hay buenas canciones para aprender los sonidos de los animales.

Pacta citas de juegos con amiguitos :)
Baile y música
Baila con tu hijo en brazos. Ponlo de pie sobre tus pies y baila con él.
Haz música con sonajeros, bocinas o campanas. Anima a tu hijo a producir sonidos, dentro de los razonable, y no te preocupes por el estruendo.

Juguetes y actividades
Tu hijo repetirá hasta la saciedad una misma acción, mientras observa cómo se cae algo, se mueve o se ilumina. Los juguetes muy complicados le sobre-estimularán y acabarán por hacerlo desconcentrar o, al revés, crearán en él la necesidad de entretenerse constantemente para prestar atención y aprender.
Él empieza a desarrollar la capacidad para dirigir sus propios juegos y, aunque esto será mas evidente durante los 19-24 meses y de ahí en adelante, si ya muestra señales de ello, anímale todo lo que puedas. Los momentos de juego son un tiempo maravilloso para compartir con tu hijo y, una vez establecido el patrón, puede convertirse en un estupendo hábito y maravilloso pasatiempo para el futuro.

A continuación, juegos para hacer en casita :D


Fuente: Tu niño mes a mes

1 comentarios:

  1. Clari dijo...:

    yo tengo un bebe de 1 año y todavia sigo aprendiendo día a dia a ser mamá y a educar a mi nene.
    ahora el papá decidió viajar a Patagonia por trabajo pero nosotros no vamos. son solo dos semanas pero será dificil estar sola criando a mi nene. por suerte tengo a mi mama que me ayuda