Habla con tu bebé (aunque él no te entienda aún)

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

A veces creemos que no vale la pena hablar con nuestros bebés pequeños, que aún no saben hablar porque no nos van a entender y cometemos el error de aislarlo de una rica fuente de vocabulario, razonamiento y afecto que la comunicación brinda.

Aunque nuestro bebé no parezca entendernos, sí nos escucha y presta gran atención a los sonidos y entonaciones que emitimos (felicidad, tristeza, enojo, sorpresa, etc) y va acumulando toda esta información que le será de gran valor cuando esté listo para hablar.


Los niños aprenden a hablar durante sus dos primeros años de vida, en ésta etapa, el vocabulario de tu bebé empezará a acumularse continuamente mientras escuche las conversaciones que tengan lugar a su alrededor.  
Para que tu bebé se empape de palabras nuevas y aprenda a entender lo que tú le dices es necesario establecer un buen contacto ocular cuando hables con tu bebé.

La imaginación de tu bebé  se desarrolla velozmente y puedes aprovechar eso en la estimulación de su lenguaje, hablando, por ejemplo, con sus animales de peluche y fingir que te responden, cuéntale a tu hijo lo que dicen y pídale que hable con ellos también, también puedes estimular su lenguaje jugando con un teléfono de juguete.
También es una buena idea, hablar con tu bebé a la hora del baño, señalándole las partes del cuerpo mientras lo bañas, puedes hacer lo mismo mientras lo vistes.


Cuando hables con tu bebé trata de ser lo más descriptiva posible y así aprovechar el momento para poder ampliar su vocabulario.

Consejos:
  • Dile los nombres de los colores primarios. Aunque es demasiado pequeño para aprenderse los nombres de los colores, el hecho de que tú los nombres le ayudará a cobrar conciencia de las diferencias entre ellos.
  • Graba una cinta con sonidos familiares. Graba sonidos cotidianos, como un coche que pasa, un vaso llenándose de agua, etcétera. Observa el rostro de tu bebé para ver si reconoce alguno; vuelve a poner la cinta explicando cada sonido.
  • Lee cuentos a su hijo. Aunque parezca que no presta atención a la lectura, las investigaciones han demostrado que los niños pequeños que oyen cuentos leídos por sus padres durante unos minutos al día suelen estar más adelantados en su desarrollo de las aptitudes lingüísticas que los niños que se pierden esta valiosa experiencia. 


0 comentarios: