El hipo en el bebé recién nacido: por qué se produce y cómo aliviarlo

Etiquetas: , , , , , ,

La mayoría de las madres embarazadas comentan con preocupación que sienten que sus bebés tienen hipo estando en el vientre y que cuando nacen siguen teniendo hipo frecuentemente. Algunas otras, nunca habían sentido estos movimientos característicos de un bebé con hipo estando embarazadas, pero una vez que sus bebés nacieron comenzaron con el hip hip hip!


Visto esto, no podemos dejar de preguntarnos, ¿Qué es el hipo? ¿Porqué se produce en mi bebé recién nacido? Y sobre todo: ¿Cómo lo alivio?. A continuación les daremos algunos consejos y desterraremos algunos mitos que flotan alrededor de éste asunto.

¿Qué es el hipo?

El hipo es una contracción espasmódica, involuntaria y repetitiva del diafragma y los músculos intercostales que provoca una respiración de aire súbita y violenta acompañada de un ruidito característico que se produce por el cierre brusco de las cuerdas vocales.

¿Porqué mi bebé recién nacido tiene tanto hipo?

No hay que preocuparnos demasiado cuando nuestro bebé tenga hipo, a menos que notemos que está experimentando dolor, en ese caso, hay que llevarlo al neonatólogo.
Casi el 80% de los recién nacidos presentan hipo en las primeras semanas de vida, y se produce porque su sistema nervioso está aún inmaduro causándoles contracciones repetitivas e irregulares en el diafragma, esto ocurre generalmente cuando el bebé succiona el pecho materno o el biberón con demasiada fuerza, ingiriendo la leche bruscamente y en demasía, haciendo que se acumule aire a su estómago.

¿Cómo le alivio el hipo a mi bebé?

Como madres, siempre intentamos deshacernos del hipo lo más pronto posible y buscamos consejos en todos lados para “curarlo”. Muchas veces atribuimos la causa del hipo al “susto” o “mal de ojo” y recurrimos a creencias y mitos que no tienen fundamento. Uno de éstos mitos es colocar un pequeño hilo de la ropa del bebé mojado con saliva de la madre sobre la frente del bebé, también colocando a 2 cms de la nariz del bebé un algodón con un poco de alcohol para que el aroma fuerte “espante” al hipo, e incluso asustar al bebé o pellizcarle la orejita!. Pobrecito!


Ahora que ya saben cuál es la causa del hipo, no hay que asustarnos, ni llevar a “rezar” a nuestros bebés, mas bien, hay que seguir los siguientes consejos:

Evitar la entrada de aire al estómago de nuestro bebé adoptando una buena posición y técnica a la hora de dar de lactar o de dar el biberón.

Luego de cada lactada hay que poner de manera vertical a nuestro bebé y hacer que vote el “chanchito” dando suaves palmaditas que van desde la espalda baja en dirección ascendente para asegurarnos de que no quede aire en su estómago.

También es recomendable que cuando tenga hipo se le de de lactar o se le cambie de posición, la posición más recomendada es de costado con una almohadita en la espalda.

Evitar los cambios bruscos de temperatura, porque esto irrita su sistema nervioso aún inmaduro y puede causar el hipo.

Con éstos consejos puedes ayudar a tu bebé a superar más fácilmente éstos periodos cortitos de brinquitos involuntarios y te sentirás más tranquila.



0 comentarios: