Estimulación del Aprendizaje (de los 15 a los 18 meses)

Etiquetas:

La mayor capacidad de aprendizaje de su hijo le permitirá asumir más control sobre su vida cotidiana. Empezará a pensar por sí mismo,aceptando desafíos con gran entusiasmo. Su mayor memoria le ayudará a recordar dónde ha dejado algo, por ejemplo. Su concentración también mejorará y ahora jugará más tiempo solo con sus juguetes, cada vez menos dependiente de mamá o papá.



Sugerencias:

A su hijo le gusta experimentar con los juguetes y no necesita mucho estímulo para ello, pero prepárese para ofrecerle sugerencias de todos modos. Es buen momento para que sea más creativo en su modo de explorar. Tiene la determinación y la confianza en sí mismo para ser más variado en sus reacciones; lo único que necesita es un poco de orientación y unas cuantas indicaciones.
Por ejemplo, cuando forcejee para colocar una figura especialmente irregular en su hueco del clasificador de formas, recuérdele que puede darle la vuelta a la figura o intentar otras figuras en ese agujero. Al principio quizá no tenga ganas de seguir su consejo porque prefiera alcanzar el éxito sin su ayuda, pero con el tiempo lo probará.

El consejo específico que le ofrezca no es lo importante, lo que importa es que usted haya ayudado a su hijo a pensar de un modo más creativo, enfocando los retos desde distintas perspectivas.

Siga desarrollando su juego imaginativo aunque su imaginación siga siendo limitada. Por ejemplo, léale cuentos utilizando diferentes voces y variando el volumen de su voz dependiendo de la acción. Descubrirá que imita sus expresiones faciales mientras escucha cada palabra, sincronizando su estado de ánimo con el que usted exprese. Sin embargo, no cuente los cuentos de un modo demasiado teatral, ya que los niños se embeben tanto que se trastornan por las emociones que experimentan.

Ayude a aumentar gradualmente el tiempo que su hijo sea capaz de mantener su atención,ya que así contribuirá a sus capacidades de aprendizaje en general. Una estrategia es simple,ente sentarse a su lado mientras juega. los estudios psicológicos han hallado pruebas de que es más probable que un niño juegue más rato en presencia de uno de sus padres. Otra estrategia es observarle en una actividad y, cuando vea que está apunto de pasar a otra cosa, proponerle que siga con la misma un rato más. Pero no espere demasiado de él a esta edad.

0 comentarios: