La confianza (15 a 36 meses)

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

La confianza de su hijo en sí mismo sigue aumentando durante esta etapa de su vida, a medida que aprende nuevas habilidades día a día. Quizá sea pequeño, pero ya tiene una noción de sí mismo y de lo que puede o no hacer. Sus logros afectan a su confianza: por ejemplo, cuando a los 15 meses consigue abrir la tapa de una cajita y vaciar su contenido en el suelo, o cuando a los tres años salta de un escalón y aterriza de pie sin caerse. Las reacciones de los demás hacia él también influyen en  la medida de su confianza.


Componentes de la confianza
La confianza en sí mismo tiene un efecto significativo en el desarrollo de su hijo porque influye en su deseo de conseguir cosas y en su relación con los demás. En la confianza de un niño hay que tener en cuenta tres aspectos:

Autoconvicción: Es la medida en que el niño cree que puede hacer frente a los desafíos que se le presentan. Un niño con poca autoconvicción ni siguiera intentará adquirir una habilidad nueva porque cree que le resultará demasiado difícil, en consecuencia, preferirá evitar la actividad a correr el riesgo de fracasar.

Autoestima: Es la medida en que el niño se valora en sí mismo. Y esto se manifiesta en numerosos ejemplos cotidianos. Observe a su hijo cuando intente aprender a hacer algo, cuando lo consiga, probablemente se volverá hacia usted y le dedicará una enorme sonrisa. Un niño con una baja autoestima no se impresionará por sus propios logros.



Autoimagen: Es la medida en que el niño recibe mensajes positivos de las personas que le rodean. Cuando usted le dice lo mucho que le quiere y le da un abrazo porque, por ejemplo, ha conseguido subir más alto en la escalera del tobogán, le está ofreciendo una imagen de sí mismo positiva que le hace sentirse bien.

Un niño con baja confianza en sí mismo disfruta menos de la vida. Prefiere adoptar un papel más pasivo y quizá tenga dificultades para dar y recibir amor de otras personas. Considera los desafíos y las aventuras más amenazadores que emocionantes y por ello es reacio a descubrir y a aprender.

Determinación: Los estudios psicológicos sugieren que un niño de esta edad suele tener una firme determinación y quiere alcanzar sus metas. Desea explorar y correr aventuras por nuevos territorios, convencido de que no puede existir un reto que esté fuera de su alcance. Es casi como si tuviera un sentido positivo innato de la autoconvicción.

Este sentimiento se extiende a la mayoría de los aspectos de su vida. Por ejemplo, su hijo realiza valientes intentos de subir las escaleras de casa, antes de lograrlo, finalmente, quiere correr mucho antes de mantenerse en pie con la firmeza suficiente para conseguirlo sin riesgo y procura comunicarse con usted aunque apenas haya empezado a utilizar palabras sueltas. Dicho de otro modo, confía lo suficiente en sí mismo para intentar cualquier empeño.

Sin embargo, la experiencia deteriora a menudo esa fe en sí mismo. La posible comprensión súbita de que, por ejemplo, no puede introducir de un modo correcto las figuras geométricas en sus casillas puede reducir su interés por el juguete.

lo mismo ocurre cuando un niño intenta pedalear en el triciclo, descubre que no se ha movido ni un milímetro y se echa a llorar de pura frustración. Si los fracasos de este tipo son demasiado frecuentes, la confianza de su hijo en sí mismo disminuirá y dejará de intentarlo.

Por eso es necesario observarle atentamente cuando juega. Concédale la libertad de jugar solo para que experimente el placer del éxito y al mismo tiempo prepárese para intervenir si ve que se avecina una decepción o frustración. Y si su hijo pierde los estribos o deja que la frustración le desborde, abrácele, anímele y oriéntele hacia otro juguete o actividad que usted sepa que ya domina. Siempre puede volver a la actividad anterior más tarde, cuando tenga una actitud más positiva.




Fuente: Niño Genial



Juegos al aire libre, marzo 2017

Etiquetas: , , , , , , , , , ,


Hola mamitas y papitos de Mundo Yo Soy! 

Al final de verano tuvimos un lindo día de campo para despedir a esa estación tan calurosa! 
Aquí les comparto fotos y video de ese día tan lindo!

Un abrazo!!! 











Video de ejercicios al aire libre :)


¿Cómo hacer mis materiales de estimulación temprana?

Etiquetas: , , , , , , , ,


Hola mamitas y papitos de "Mundo Yo Soy", en esta ocasión, les traigo un nuevo video tutorial en donde seguimos haciendo materiales caseros para estimulación temprana. 



Esta vez es el "Cubo de Psicomotricidad", es súper entretenido y sencillo de hacer y sobretodo genial para estimular el movimiento, lenguaje, inteligencia y todas las áreas de desarrollo de nuestros hijos. 
A continuación les dejo del video tutorial en donde les enseño a hacerlo paso a paso con materiales sencillos que pueden encontrar en casita. 

Espero que les guste y lo puedan compartir!
Un beso, 
Miss Leddy :3



Video turorial "Mi cubo de Psicomotricidad"

Festejando el verano 2017 en Mundo Yo Soy!

Etiquetas: , , , , , , ,

Nuestro mes de febrero estuvo lleno de alegría y diversión bajo el agua!! 
Todos los sábados hemos hecho estimulación acuática junto a mamita y papito :D
Siempre con mucha supervisión y todos los cuidados :) 
Les dejo unas fotos de nuestros días de piscina!
Un beso, 
Miss Leddy :3 














Mi cuaderno de estimulación del lenguaje

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Queridas mamitas y papitos de Mundo Yo Soy! FELIZ AÑO NUEVO!!! Espero que hayan pasado unas bellas fiestas navideñas y que el 2017 sea mucho mejor :)

En esta ocasión les dejo un video tutorial en donde les muestro cómo hacer su cuaderno de estimulación del lenguaje. Pueden trabajarlo junto a su bebé a partir de los 6 meses de edad.

Con este cuaderno podrán incrementar su vocabulario, pronunciación y también hacer ejercicios de motora fina e ir aumentando sus conocimientos del mundo como texturas, colores, sonidos, etc.



Les dejo los videos y espero que les ayude mucho :)

Cuaderno de estimulación del lenguaje (parte 1)


Cuaderno de estimulación del lenguaje (parte 2)


El orden y las tareas domésticas.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Para enseñar al pequeño hábitos de orden debe existir una premisa ineludible: No se puede pedir al niño que recoja los juguetes si observa que sus progenitores dejan tirado el periódico en cualquier parte, las chaquetas encima del sofá, etc. Como ya se ha dicho , la imitación es muy importante a esta edad, por lo que deben ser las personas mayores las que muestren con su conducta el camino a seguir.

Cada cosa en su sitio

Además de guardar sus juguetes en el sitio que tengan asignado, el pequeño puede, en la medida de sus posibilidades, participar en otras tareas domésticas. Por ejemplo, recoger y colocar en el lugar correspondiente su ropa sucia o las toallas húmedas después del baño.



También puede enseñársele, en lo que se refiere a platos y vasos, o incluso a lavar ciertas prendas de ropa o la vajilla.
Cuidado! hay que recordar que el niño apenas está empezando a realizar estas tareas y todavía no posee la habilidad y la experiencia de los adultos. En consecuencia, se debe evitar que manipule aquella vajilla o cristalería delicadísima heredada de la abuela, o la camisa de seda que utiliza papá en grandes ocasiones. Habrá sin duda, accidentes y roturas, que se deben aceptar y disculpar, pues de lo contrario en niño se bloquearía en su aprendizaje.

Cuestión de ropa

El aprendizaje del hábito de vestirse y desvestirse no es un proceso fácil ni breve. Hay que tener en cuenta la cantidad de movimientos que deben realizar para ponerse todas las prendas, incluidos los calcetines y los zapatos, para entender que no es una empresa sencilla de abordar.  A esta edad, el niño todavía no es capaz de llevar a cabo todas las acciones, pero los padres pueden enseñarle a colaborar con ellos y a colocarse y sacarse por sí mismo algunas prendas que presenten un menor grado de dificultad.



Lo ideal es hacer coincidir los primeros intentos con las épocas del año en que menos ropa se lleva: primavera y verano. Además las prendas en estas épocas suelen ser más holgadas y fáciles de poner.
No deben esperarse avances espectaculares. El pequeño tendrá que seguir recibiendo ayuda para vestirse y desvestirse durante muco tiempo, pero poco a poco irá adquiriendo la destreza necesaria. Tampoco hay que esperar que el niño vaya tan rápido como los adultos en estas operaciones. Algo tan complejo requiere su tiempo. Por ellos, en la medida de los posible, es aconsejable empezar a educar el hábito en épocas de mayor relajamiento (vacaciones, fines de semana, etc)

Poner...

Así pues, lo mejor es empezar con las piezas de más sencillo manejo y, preferiblemente, de la parte inferior: faltas, pantalones. Es recomendable que estas prendas sean elásticas en la cintura. En otras palabras, se trata de evitar en lo posible elementos que requieran unas habilidades especiales, como botones, cremalleras y cierres. Los abrigos y las chaquetas suelen tenerlos, por lo que el niño necesitará más tiempo para aprender a abrochárselos.

Al principio el pequeño cometerá, sin duda alguna, muchos errores, como ponerse la ropa del revés. Ante su natural dificultad para distinguir la parte delantera de la trasera, se le puede ayudar explicándole que la etiqueta siempre va en la parte de atrás.
En cuanto a los zapatos, todavía es demasiado pequeño para realizar la compleja tarea de anudar cordones, pero sí es capaz de ponerse zapatillas flexibles o con bandas adheribles. Otra cosa es que se calce el pie correcto.

y quitar...

los niños suelen aprender antes a quitarse la ropa que a ponérsela. Sentado este principio general, hay que añadir que les resulta más fácil quitarse las prendas que no tengan que pasar por la cabeza y las que no lleven botones, cremalleras, tirantes, etc.
Por lo que se refiere al calzado, les será mucho más sencillo quitárselo que ponérselo, puesto que deshacer un lazo, por ejemplo, no precisa de una habilidad manual especial. Hasta que rebase los cuatro años, por lo menos, el niño es incapaz de hacerse el nudo de los zapatos, ya que su sistema neuromotor todavía no está maduro.

A tener en cuenta

El mundo de los adultos está hecho por y a la medida de éstos. En consecuencia, las viviendas y los elementos que las componen están pensados y adaptados al tamaño de las personas mayores y no al del niño. Por consiguiente, resulta inevitable que éste tenga dificultades para cumplir algunas de las tareas que se han mencionado, si los elementos que necesita para realizarlas están fuera de su alcance. Es pues misión de los padres facilitarles el acceso.







Fuente: Nacer y crecer
Salvat

¿Cuál es mi estilo de crianza?

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Hoy les queremos hacer llegar una entrevista que realizamos a la doctora Martha Sofía Soto Bueno de "Creciendo en Familia" en donde conversamos sobre cuáles son los estilos de crianza (permisivo, autoritario, indiferentes y democrático).


Este material nos ayudará a identificar cuál es nuestro tipo de paternidad y cómo podemos mejorar. 
Espero que les guste y lo puedan compartir. 


Feliz día del niño!! Día de excursión :D

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Para celebrar el día del niño 2016 toda la familia de "Mundo Yo Soy" nos juntamos y organizamos para hacer una linda excursión a la granja interactiva "San Vicente" en Lurín :)

Todos listos para partir!


Ese día la pasamos súper divertido viendo y disfrutando de la naturaleza muy didácticamente, tocando y sintiendo plantas, frutos, tierra fértil y también alimentando a los animales de la granja junto a nuestros papitos y familiares :)







Ahora les dejo un video de muchas de las actividades que hicimos :) espero que les guste mucho..

FELIZ DÍA DEL NIÑO EN TODO EL MUNDO!!!



El bebé prematuro

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Si tu hijo nació prematuro puede que haya pasado algún tiempo en una unidad de cuidados intensivos de neonatos. Un comienzo tan difícil suele influir en los primeros años de paternidad, pero es importante aceptarlo y controlar los sentimientos.


Tu bebé nació antes de tiempo, por lo que celebrará su primer cumpleaños en una etapa de desarrollo algo menor que los bebés nacidos a las 40 semanas. Por ejemplo, si nació seis semanas antes, sólo tendrá 10 meses y medio en cuanto al desarrollo cuando sople su primera vela.
Una semana es mucho tiempo para un bebé y no está de más quitarle esas semanas de menos a su edad estimada y estado de desarrollo. Céntrate en disfrutar y celebrar cada uno de los pequeños logros de tu hijo.

Las  fases del desarrollo de tu hijo serán las mismas que las de cualquier otro niño aunque puede que se alcancen un poco más tarde. La buena noticia es que la mayoría de los niños prematuros "atrapan" a los demás hacia los 2-3 años y se beneficiarán de todos tus ánimos para disfrutar al máximo de su etapa de bebé.

Miedos naturales
Si el bebé fue prematuro es normal sentir miedo. Seguramente habrás hecho frente a muchos desafíos durante los doce primeros meses. A lo mejor no pudiste amamantarlo, ni sujetar o tocar al bebé como te hubiera gustado. Puede que el bebé tuviera problemas respiratorios o alguna enfermedad.

Aunque te hayan dicho que se pondrá al día, te preguntarás si podrá llevar una vida "normal".
Durante los primeros meses tendrás que hacer frente a complicadas emociones como la de sentir que te han robado un nacimiento natural y un tiempo precioso junto a tu recién nacido, las constantes preocupaciones por la salud del bebé, el miedo a su pérdida y muerte.

Expresa tus miedos
Tus sentimientos y opiniones sobre el pasado afectan tu comportamiento presente hacia el bebé, y por tanto tu relación. Es normal sentirse tan contenta por la supervivencia del bebé que seas incapaz de reprenderlo o de controlar su comportamiento cuando sea mayor.
Podría ayudarte el hablar de tus experiencias para que tomes consciencia de cómo afectan el presente. Es buena idea mantener el contacto con otros padres de bebés prematuros ya que se encontrarán con los mismos problemas. Podrás acudir a un especialista en tu centro de salud local.

El vínculo
Algunos padres, tras ver a su bebé tan pequeño y vulnerable durante las primeras semanas de vida, se sienten reacios a tomarlo en brazos o tocarlo, aunque ya sea mayor y más fuerte. A su vez, eso puede significar que tu bebé no se acostumbre a que lo toquen o lo tengan en brazos.
La cercanía física y los abrazos son elementos muy importantes en el desarrollo de un bebé, y una maravillosa manera de reducir su ansiedad y hacerlo sentirse protegido y cuidado. Si los abrazos han estado ausentes, empieza por darle a tu bebé un masaje suave, con mucha calma. Cada bebé tiene sus necesidades y él te indicará qué le gusta y qué no.

El bebé crece
Los primeros doce meses habrán estado dominados por la preocupación por su salud, pero ahora tu bebé es mayor y fuerte y puedes dejarlo jugar y explorar. Céntrate en disfrutar de esos momentos, y no en su salud, para ayudarte a reducir la ansiedad.
Procura no olvidar que aunque tu bebé sea más pequeño y vulnerable que los demás niños, necesita los mismos límites de comportamiento y rutinas para comer y dormir, que el resto de los niños. Este período de transición puede suponer un reto para ti y tu hijo. Otros padres te ayudarán a lograr la perspectiva con respecto a los progresos y problemas "normales".
Únicamente el 15% de las madres de bebés prematuros suelen tener otro bebé prematuro.

Fuente: Tu niño mes a mes

Momentos familiares (vacaciones en familia)

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Verte relajada les permitirá a tus hijos conocerte mejor, en conjunto, en lugar de a esa persona que viene del trabajo y atiende sus necesidades. Sin embargo, en realidad, la necesidad de los adultos que desean desconectarse, no combinan siempre bien con las necesidades de los niños.
No hay razón para que no todos disfruten durante las vacaciones familiares.
Los progenitores pueden turnarse para disfrutar de un tiempo solos, o pueden irse de vacaciones con otra familia con hijos para compartir las responsabilidades entre todos. Los niños pequeños son capaces de realizar actividades culturales durante breve tiempo, y cualquier lugar centrado en actividades deportivas y al aire libre seguro que también tendrá una zona de juegos infantiles.


De vacaciones con los niños
Ten en cuenta que los niños pequeños no necesitan lujos. Lo único que quieren es tu compañía y libertad para poder explorar y jugar. Tu hijo necesita mantener su rutina. Si puedes incorporar un patrón familiar de sueño, comida y juego, es más probable que se adapte al nuevo lugar y a las nuevas experiencias, y es menos probable que se irrite.
Cuando estén lejos de casa, presta atención a los nuevos peligros. no dejes a tu hijo sin vigilancia. Utiliza siempre una silla para el coche y asegúrate de que está bien atado. Anímalo a estar atento a los peligros habituales, y dile qué debe hacer si se pierde.

Ocasiones especiales
Sea cual sea la ocasión - cumpleaños de un amigo, una boda, una fiesta o simplemente una cena familiar - la idea de asistir con tu impredecible niño puede dar mucho miedo. La respuesta para prevenir cualquier problema y situación de estrés es planear de antemano.



Ideas para los eventos especiales:

  • Permítele a tu hijo elegir entre dos o tres juguetes y libros que pueda llevar con él. Tener algo absorbente o familiar con lo que ocuparse o distraerse facilitará mucho tu vida.
  • Si tu hijo es lo bastante mayor, explícale que te gustaría que se portara bien y que, si lo hace, tendrá una sorpresa especial.
  • Si la ocasión es formal, juega antes con tu hijo a la interpretación para que se acostumbre a decir "hola", "por favor" y "gracias".
  • Si piensas que aún estarán fuera de casa cuando llegue su hora de irse a dormir no te cohíbas y lleva contigo una pijama y cosas de aseo. Si lo llevas de vuelta a casa así, reducirás el posible trastorno si ya se ha dormido.
  • Si se porta mal, sé condescendiente. Llévalo a otra habitación, a un lugar tranquilo. Ten en cuenta que un nuevo lugar, nuevos  rostros y mucho ruido pueden resultar abrumadores par un niño pequeño. Su única defensa es desafiarte para estar seguro de que no hayas olvidado que él sigue allí.



Fuente: Tu niño mes a mes

Estimulación Socioemocional (1 a 2 años)

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

El desarrollo del sentido del yo de su hijo le impulsará cada vez más a desafiar las normas y estructuras que usted le imponga en casa. Estará dispuesto a presionar más que antes, a pesar de que le insistan en que cumpla las reglas. Aun así, su aparente confianza en sí mismo podrá venirse abajo con sorprendente rapidez, sólo hará falta una pequeña decepción para precipitarse hacia usted en busca de un abrazo de consuelo.



La ironía de esta etapa es que cuanto más intente infringir las reglas que usted le imponga (por ejemplo, continuando cuando usted le ha dicho que se detuviera, pidiendo más caramelos cuando usted le haya dicho que ya ha comido bastantes, tocando la frágil estatuilla que usted le ha dicho que no tocara), más necesitará que usted se ciña a las reglas. Un niño criado en un entorno donde él decide las reglas puede volverse inseguro e infeliz a causa de esta ausencia de estructura y coherencia.
Esto significa que usted debe prepararse para recibir de frente la autoafirmación de su hijo, sin perder los estribos.
Recuerde que impone las reglas por el bienestar de su hijo. Después de todo, otros niños no querrán jugar con él más adelante si sólo piensa en sí mismo.

Prepárese para darle consejo en situaciones sociales porque la solución que sea evidente para usted puede no serlo para él. Quizá no se le ocurra que, por ejemplo, debería decir "hola" a un niño que se acerque a él. Por eso debe ofrecerle mucha orientación social básica.
Lo mismo sirve para el juego. Quizá no se dé cuenta de que dejar que otro niño juegue con sus juguetes es una práctica social útil. Lo más probable es que no esté preparado para seguir todos sus consejos, pero empezar a ponerle ejemplos sobre la interacción social al menos le  hará pensar en esos temas.



Su hijo expresa su imparable deseo de autonomía de muchas maneras, por ejemplo, puede apartarle la mano cuando usted intente ayudarle a comer. Ahora es un buen momento para buscar signos de que está preparado para aprender a ir solo al baño. Pero recuerde que cada niño es diferente y que aunque otros inicien este aprendizaje hacia los 21 meses, algunos no estará preparados para empezar hasta más tarde.

Consejos y ejercicios para estimular la parte afectiva de nuestros pequeños.

Consejos:

Crea en su propia capacidad como madre o padre. Dígase  que es un buen padre o madre, sobre todo cuando su exigente hijo le domine. Esfuércese por mantener un alto grado de autoconfianza para sentirse capaz de tratarle de un modo competente.

Disfrute de su compañía. A su hijo le encanta pasar el tiempo con usted. Escúchele cuando intente explicarle su última noticia emocionante y juegue con él. Necesita saber que usted no se preocupa por él menos que antes.

Estructúrele el día. A su hijo le gusta que el día sea predecible hasta cierto punto. Por ejemplo, puede servir la comida dentro de un margen de tiempo idéntico cada día, o puede dejarle ver un video cada día a la misma hora. La rutina le hace sentirse seguro.

Consuélele cuando esté afligido. Se sorprenderá oírle llorar  cuando le había visto jugar alegremente apenas un minuto antes. Puede alterarse rápidamente por algo que a usted le parezca trivial pero que para él sea enorme.

No complique las explicaciones de las reglas. A esta edad, su hijo entiende las explicaciones simples como : "No me pegues porque me hace daño y me pongo a llorar.". Dele explicaciones que anticipen las consecuencias de su actos en términos que él pueda comprender.


Fuente: "Niño Genial"

Festival del día de la madre 2016 en "Mundo Yo Soy" :D

Etiquetas: , , , , , ,

Como todos los años, 
todas las mamitas de "Mundo Yo Soy" nos reunimos
y hacemos una linda fiesta con toda nuestra familia :D
Este año, no fué la excepción!, 
Aquí les dejo el video de nuestra celebración y fotitos lindas :D
Un besito para todas las mamás del mundo!!!!

Miss Leddy :3





...

Juguetes de estimulación temprana hechos en casa :)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Hola mamitas y papitos de "Mundo Yo Soy"! Nosotros siempre estamos pendientes de las necesidades de nuestros pequeñines y una de las más primordiales es el juego. Por este motivo, he pensado en traer para ustedes dos videos en donde confeccionamos juguetes educativos con materiales reciclables y que podemos encontrar fácilmente en nuestra casita.

El primero se trata de un juego de enrosque que divertirá a nuestros hijos, y a la vez, reforzará la pinza de sus deditos, además de estimular la coordinación y precisión.



Podemos iniciar con este juego cuando nuestro hijo ya se pueda sentar solito y sin ayuda, siempre con la compañía de un adulto quien hará primero el movimiento de enrosque, para luego ayudar al bebé a hacerlo. Con el tiempo y la práctica, el pequeño logrará tener más fuerza en los dedos y podrá realizar el ejercicio él solo :D

El segundo es un cojín sensorial, hecho con texturas y materiales divertidos y estimulantes al tacto. Este juguete se puede usar desde muy temprana edad para iniciar el desarrollo de los sentidos de nuestros pequeñines :D


Espero que les gusten y los hagan en casita! Usando su imaginación pueden hacer diferentes diseños y variaciones de los juguetes! Aquí van los videos con los materiales, procedimientos e instrucciones para hacerlos y comenzar a jugar.

Besitos,
Miss Leddy :3
Juguete de enrosque.


Cojín sensorial 





La personalidad de mi hijo: El egoísmo infantil.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

El desarrollo intelectual y el lenguaje influyen de manera decisiva en la formación de los aspectos más reseñables de la personalidad del niño: La afirmación de sí mismo, el egocentrismo, la crisis de oposición, la imaginación, etc.
En el primer año de vida, el bebé todavía no es capaz de distinguir con claridad entre él mismo y el resto del mundo.
Poco a poco, durante el segundo año, irá estableciendo esta diferenciación: en un primer estadio podrá reconocerse en el espejo o en una fotografía, explorará su propio cuerpo y lo distinguirá de los objetos externos, más adelante, el niño aprenderá a diferenciar a las personas, luego a reconocer su propio nombre, etc.

El nacimiento de la propia identidad

Durante el tercer año de vida esta conciencia de sí mismo se reafirmará e irá consolidándose de modo paulatino, lo que significa un paso más en su evolución como individuo.

La variedad y calidad de los estímulos que reciben los niños son,
junto con el entorno familiar en que viven, los principales forjadores de su personalidad.
La adquisición y el perfeccionamiento del lenguaje desempeñan un papel importante en este proceso de autoafirmación. En efecto, el niño de esta edad comprende la utilidad del lenguaje como instrumento y lo utiliza para sus propios fines. Ya no se limita a señalar con el dedo los objetos que le llaman la atención, sino que pasa "al ataque" y expresa verbalmente de sus deseos: "Yo quiero esto...".

El rey de la casa

Por otra parte, todo el conjunto de experiencias que ha vivido y sigue viviendo, junto con esa reafirmación de su propia identidad, fomentan un creciente egocentrismo. El niño ha crecido viendo satisfechas todas sus necesidades; sus padres han cuidado de él hasta en los más pequeños detalles y le han dado todo su amor y cariño. No es de extrañar pues, que se sienta el centro del universo. 
Además, su propia evolución intelectual, unida a hechos como pueden ser el nacimiento de un hermanito o la integración y convivencia con otros niños a su alrededor le hacen comprender que existen "otros", que también son cuidados y mimados como él mismo. Su reacción  ante esta constatación suele ser negativa, alimentando así su egoísmo.
El sentido de la propiedad está muy arraigado en el niño. Sabe muy bien lo que es suyo, pero también quiere hacer suyo lo que poseen los demás. Por otra parte, aún no es capaz de lo que los adultos llamamos empatizar, es decir, ponerse en lugar de otro o sintonizar emocionalmente con otros puntos de vista o pensamientos que no son los suyos. A ello se debe que las rencillas con otros niños por un juguete suelan ser frecuentes.
También puede suceder lo mismo con sus propios padres: el niño no comprende el punto de vista de su madre, que, como es lógico, quiere conservar sus cosas de la casa en buen estado y por tanto no deja que el pequeño juegue con los adornos, quien, en consecuencia, puede tener una reacción de rabieta ante este hecho incomprensible para él.

Es normal que los padres se preocupen ante el creciente eogísmo de su hijo, pero no deben hacer de ello una obsesión ni pensar que éste es "malo" por naturaleza. Han de comprender que esta es una fase más en su desarrollo, que, por lo demás, con el tiempo irá desapareciendo. Ello no quiere decir que deban quedarse con los brazos cruzados, ni por supuesto fomentar esas actitudes egoístas.
Lo mejor es no mostrar reacciones extremas, es decir, ni la absoluta permisividad ni el castigo o la riña constante, la propia evolución psicológica del pequeño a través de sus experiencias con otros niños, unida a una buena dosis de paciencia, comprensión y educación con espíritu positivo por parte de los padres, harán que aquel se vaya dando cuenta de la importancia que tiene y de los beneficios que puede reportarle compartir juegos y objetos y pedirlos antes que tomarlos directamente. No es un proceso fácil ni rápido, sino que se produce de manera gradual, es una etapa más de la adaptación social del niño.



Fuente: Nacer y Crecer

Estimulación de la coordinación oculomanual: de los 19 a los 21 meses

Etiquetas: , , , , , , , , ,

La capacidad de mantener la atención durante más tiempo permitirá a su hijo afrontar retos de coordinación oculomanual más complejos. En ocasiones estará totalmente absorto con, por ejemplo, comerse algo de un plato o encajando las piezas de un juguete, su rostro será un ejemplo de concentración mientras persista en su intento de completar la actividad. La mayor confianza de su hijo le motivará para esforzarse más en juegos y rompecabezas más difíciles.


En cuanto evalúe su capacidad de coordinación  oculomanual, cómprele un rompecabezas de tablero que le cueste completar, pero no demasiado. Si lo deja de lado al principio, siéntese con él y propóngale armarlo juntos.


A su hijo le resultará fácil concentrarse en una actividad que implique buena coordinación oculomanual cuando tenga pocas distracciones visuales. Sugiérale que despeje la habitación de juguetes antes de sacar uno nuevo.
Por naturaleza, su hijo tiende a jugar con los juguetes que puede manejar sin grandes dificultades. Por ejemplo, jugará con rompecabezas de tablero que ya domine, aunque no supongan ningún reto. Quizá tenga usted que animarle a probar con nuevos juguetes y rompecabezas si prefiere la familiaridad a la novedad.


Si sólo hay un juguete en su campo visual inmediato, aumentará la probabilidad de que complete la tarea. Elógiele mucho cuando insista hasta lograrlo.
Haga lo mismo cuando vaya de visita a otra casa: explíquele antes que no debe tocar los objetos de la casa y recuérdeselo otra vez si es necesario cuando esté allí. Pero no se extrañe si él intenta forzar las normas. No hay que perderle de vista para evitar los posibles riesgos.

Si puede, déjele jugar con una bandeja de arena y agua. Mezcle la arena con la cantidad de agua fría necesaria para crear una textura firme, si la diluye demasiado, no se podrá hacer gran cosa con ella. Ensuciarse las manos con esta mezcla es una actividad lúdica muy beneficiosa para desarrollar su coordinación oculomanual.  Puede estrujar la arena mojada entre sus dedos, construir formas con ella o incluso dibujar en su superficie alisada.


Consejos:
  • Resista la tentación de comparar a su hijo con otros niños.
  • Ofrézcale plastilina para moldear. Podrá modelar diferentes formas y luego aplastarlas y volver a crear más formas.
  • Hágale mover los dedos. Extendiendo los deditos y moviendo las manos en el aire.
  • Use productos cotidianos para jugar, combine harina con agua y haga una mezcla pegajosa para manipular.
  • Juegen con témperas no tóxicas a pintar sobre diversas superficies.
  • Juegue al “veo veo”, nombre objetos específicos de la habitación y pídale a su hijo que los señale.